MERCADOS DEL CARBONO

EL MERCADO REGULADO

También conocido como el mercado de cumplimiento, depende de las obligaciones reglamentarias del Protocolo de Kyoto. Sólo los países sujetos a objetivos de reducción pueden participar en este mercado, en el que se pueden encontrar dos tipos de activos de carbono: las cuotas de emisión y los créditos de carbono.

EL MERCADO VOLUNTARIO

Además del mercado regulado, otros operadores han querido compensar voluntariamente sus emisiones de GEI. Todas las transacciones que se realizan entre ellos constituyen el mercado voluntario, que no está regido por ninguna institución pública. Se trata de etiquetas de certificación que garantizan la calidad de los créditos de carbono.

LOS ESTÁNDARES DE CARBONO

Existen estándares de carbono, como lo son Gold Standard, VERRA y UNFCCC (CDM y MOC).

Cada uno de ellos tiene un PDD (Documento de Diseño de Proyecto), un verdadero tablero técnico del proyecto. Se supervisan de acuerdo con procedimientos similares a las metodologías establecidas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Además, las reducciones de CO2 generadas son verificadas por organismos independientes, aprobados o no por la ONU, dependiendo de la cantidad de gases de efecto invernadero evitados.

¿QUÉ ES LA ETIQUETA DE BAJO CARBONO?

La etiqueta de bajo carbono es una herramienta nacional de certificación de carbono, gestionada por el Ministerio francés de la Transición Ecológica y Solidaria. Esta permite a los propietarios de proyectos aumentar el valor de sus acciones a favor del clima, mediante el reconocimiento oficial y la compensación financiera de los agentes económicos comprometidos con un enfoque de responsabilidad social y ambiental (RSE), o fondos voluntarios de carbono.

Este mecanismo, que ha entrado en funcionamiento recientemente para proyectos relacionados con los bosques y la agricultura, todavía no es muy conocido, pero para Global Climate Initiatives es una prioridad.

Label Bas Carbone

EL PRECIO DEL CARBONO

El precio del carbono se ha integrado para limitar los impactos negativos sobre la economía y la sociedad en su conjunto.

Cada persona emite GEI a través de sus acciones y estos GEI se acumulan en la atmósfera y contribuyen al cambio climático.

Todos somos responsables de lo que hacemos y de lo que sacamos de la tierra, por lo que ponerle un precio al carbono es como pagar por el uso de la atmósfera.

Ponerle un precio al carbono es un incentivo para que la sociedad y las empresas emitan menos, al minimizar sus costos de producción. Por lo tanto, el precio del carbono debe ser justo para asegurar que funcione.

Los actores pueden elegir entre:

  • Invertir en tecnologías «limpias» con el fin de reducir su consumo y por lo tanto reducir sus emisiones.
  • Pagar una cuota de emisión o un impuesto sobre el carbono para seguir emitiendo GEI si el precio del carbono es inferior a la inversión en tecnologías limpias.

Calcular la huella de carbono de su empresa en pleno cumplimiento de la normativa

Calcular la huella de carbono de su empresa en pleno cumplimiento de la normativa

Global Climate Initiatives ofrece un conjunto de calculadoras que han sido probadas desde el año 2012 y permiten a la empresa realizar sus propios cálculos e informes aplicables para cada uno de los alcances en cuestión.

Reducir sus emisiones de GEI mediante una acción climática positiva

Reducir sus emisiones de GEI mediante una acción climática positiva

La plataforma digital de GCI ofrece a todos, desde las pequeñas empresas hasta las grandes corporaciones, un conjunto de recomendaciones y herramientas en línea para compartir las mejores prácticas con el fin de reducir su huella de carbono.

Compensar comprometiéndose con proyectos que integren los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Compensar comprometiéndose con proyectos que integren los ODS

Como actor internacional, Global Climate Initiatives ofrece proyectos de compensación de carbono seleccionados y (co)desarrollados por nuestros expertos directamente en el terreno. Los proyectos están en línea con los ODS.